martes, 20 de mayo de 2008

De sesiones especiales, autismos y galerías

En La Nación de hoy, se publica, con la firma de Laura Serra, la nota La oposición busca derogar por ley las retenciones móviles. Como no pretendo ser comentarista político, voy a dejar de lado el (poco cuestionado) súbito e incondicional enamoramiento de la oposición con “el campo” reflejado en el artículo (¿se nota mi estilo periodístico de introducir un tema con medias palabras?); como siempre, mi interés se va a centrar en aspectos tal vez menores de la cuestión, pero que, sumados, creo que podrían hacer a lo que ahora se llama “calidad institucional”.
Aunque todavía no se dice nada sobre la reunión de la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara de Diputados (que sí está citada para hoy, ver agenda de la HCD), desde hace unos días se menciona una sesión especial pedida por bloques no oficialistas a realizarse hoy para “derogar las retenciones móviles”.
¿Qué es una sesión especial? El artículo 35 del Reglamento de la CD establece: “Las sesiones especiales se realizarán por resolución de la Cámara, a petición del Poder Ejecutivo; o por un número no inferior a diez diputados, dirigida por escrito al presidente, debiendo expresarse en todos los casos el objeto de la sesión.” Mientras que el 36 dice: “En cualquiera de los casos establecidos en el artículo anterior, el presidente ordenará la correspondiente citación para el día y hora que se hubiesen determinado, o que se indiquen en la petición del Poder Ejecutivo o en la de los diputados que soliciten la sesión.” El Reglamento del Senado es parecido, pero no igual (artículos 19 y 20).
Como puede observarse, el pedido y citación de una sesión especial no parece ser algo demasiado extraordinario o dificultoso. Que se realice efectivamente es otra cuestión bien distinta. El requerimiento de una sesión especial es un mecanismo muy habitual que suele tener como único objeto dejar “expuesto” el poco interés del oficialismo en debatir algún asunto, y dejar sentada la posición de los bloques no oficialistas, ya que, al no presentarse el bloque del gobierno-mayoría, la sesión no puede realizarse por falta de quórum, y se realizan lo que se conoce como “manifestaciones en minoría”: discursos encendidos sobre el tema, la necesidad de aprobarlo, la actitud autista de la mayoría, etc. (son las cosas que se suelen decir). (Ejemplos, algo antiguos a propósito, aquí, aquí y aquí).
En conclusión, en estos veinticinco años de funcionamiento del Congreso, es rarísimo que una sesión especial se lleve a cabo si no la requiere el oficialismo (del signo que sea). Una vez que conocemos esto, entonces sí podremos cuestionar o el autismo o el actuar “pour la gallerie”, lo que más nos guste o veamos más ajustado. Y vamos a entender lo poco feliz que es la frase del artículo “Aguad, junto con Pinedo, Adrián Pérez (Coalición Cívica), Norma Morandini (Memoria y Democracia) y Laura Sesma (socialismo), entre otros, organizan la sesión especial de hoy. El objetivo es derogar la polémica resolución que instauró el sistema de retenciones móviles. Será una misión difícil de cumplir, pues aunque estén unidas, se hallan en minoría.” Qué querrá decir con lo de “organizan”, ¿no? Les bastó con una notita dirigida al Presidente de la Cámara para poner en marcha el sistema. ¿O es que las galerías del recinto de Diputados van a rebosar de asistentes? Ya veremos…
En la reseña sobre los distintos proyectos presentados sobre el tema, pone como si fuera uno solo los que fueran presentados por un diputado (Lozano) y un senador (Martínez), algo imposible y que, además, no tienen nada que ver uno con otro. ¿La precisión? Bien, gracias.

2 comentarios:

Andy Tow dijo...

Doctor, es interesante notar que Clarin en esta nota ya había anticipado ayer que "está convocada una "sesión especial" para tratar la ley que dejaría sin efecto las retenciones móviles. Las "sesiones especiales" son convocadas automáticamente cuando las piden al menos cinco diputados, pero no significa que los proyectos se voten: deben tener quórum, algo que por lo general el oficialismo niega. De modo que el encuentro podrá convertirse en una catarata de "manifestaciones en minoría", donde se escuchan discursos que no terminan en nada."

De más está decir que Clarín ya "arregló" con el Gobierno.

RicRov dijo...

Estimado Licenciado, la verdad que lo de Clarín se me pasó, no lo vi. Esto refuerza de que la precisión ni se busca ni interesa. ¿O acaso los periodistas no leen lo que aparece en otros medios? (tampoco es que lo Clarín sea una maravilla, ¿no?).
Espero que no crea que formo parte del arreglo por usted denunciado (¡qué pretencioso lo mío!).