lunes, 1 de diciembre de 2008

Si sos de la oposición, oponéte o un premio para Patricia Walsh

Provocación para politólogos: parece que en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires se produjo una serie de acuerdos; parece que los legisladores trabajaron de parlamentarios, limaron diferencias y el oficialismo logró que bloques de la oposición voten algunos de sus proyectos.
Pero, bueno, la noticia es siempre, siempre, que una persona mordió a un perro, por lo tanto es publicable que la oposición vote ¿ladinamente? junto con el oficialismo.
En su edición del 30 de noviembre del diario “Crítica de la Argentina”, página 16, se da cuenta de una situación que, es cierto, puede parecer curiosa dados los modos en se desarrolla la práctica política a nivel nacional. En el Congreso de la Nación, la oposición se opone. Y punto. No hay medias tintas, no hay términos medios. Es todo clarito. Como sugiere el título de la nota, son enemigos. Y si no, seguro que hay algo turbio.
Es la sugerencia de lo que ocurre en la Legislatura. Sobre “29 casos que más debate generaron” (demos por válido el “criterio”), la oposición acompañó con su voto en muchas oportunidades, destacándose el Frente para la Victoria. ¿Qué pasa? Su trabajo es oponerse. Como Patricia Walsh. Ella sí que sabe lo que hace y para qué la votaron. Y si de turbiedad se trata, se desliza por ahí que en uno de los proyectos la “licitación levantó sospechas”. Lo de la separación de poderes, la división entre función legislativa y función administrativa, son conceptos difíciles para A.Z., parece.
Por otra parte, es obvio que si el oficialismo no tiene la mayoría, debe debatir y acordar. Si la oposición hubiera trabajado de oposición al estilo que A.Z. supone o pretende tal vez no se hubiera aprobado ningún proyecto, con el obvio perjuicio al interés general.
La prensa escrita trabaja con tiempos muy acotados. Por este motivo, aun para notas de “análisis”, es imposible estudiar con algo de profundidad los hechos.
Si A.Z. quisiera reforzar su argumento o, tal vez, descubrir matices en sus dichos, le sugiero examinar las siguientes variables:
· El texto original de los 29 proyectos en cuestión, y el texto final aprobado.
· Qué otros proyectos se aprobaron con motivo de haber acordado estos 29.
· Cuántas expresiones de la oposición juntas acompañaron cada uno.
· Cuántos proyectos de ley se presentaron, y cuántos se aprobaron.
· El origen partidario de cada uno.
· De nuevo, qué modificaciones tuvieron.
Estos puntitos son sólo para empezar. Pero no tengo muchas esperanzas. Por eso lo de la provocación para politólogos…

Actualización

El Gobierno Nacional juega con Macri el mismo que la oposición juega con él, llamado "cuanto peor mejor", o, también, "hay que desgastar", según lo bautizara el oráculo de la Federación Agraria. Si se constrastan aisladamente este dato con el de la nota, hay una obvia contradicción. El cuadro hay que completarlo con más elementos. ¿Qué obtuvo el FPV de la Legislatura con sus votos? ¿Qué posibilidad real de obstruir los proyectos tiene o tenía? ¿Hay otros bloques dispuestos a negociar? ¿Qué obtienen estos bloques?

¿Hay especulación política? Seguramente. ¿Hay interés en los vecinos? Posiblemente.

Pero me metí en terreno que no conozco. ¡Ayuda politólogos!

5 comentarios:

Princesa Sukimuki dijo...

Hola Ric! seguramente acá deberíamos ir a mirar los números y las reformas introducidas…lamentablemente no tengo esos datos así q vamos con la opinología!
En la legislatura el FPV es el segundo bloque más grande (12 legisladores), y por lo tanto podría ser la oposición más fuerte. sin embargo, dado que el PRO solo necesita muy pocos votos para sacar leyes, quizas el FPV prefiere arreglar él antes de ceder el espacio a otro. Obviamente que algún bloque tiene q negociar, o de lo contrario no habría legislación directamente. La verdad que no sé que negocian, pero claramente el FPV tiene un doble discurso.
Mi hipótesis loca: le dan los votos en un lugar que no se mira mucho (ni x la gente ni x la prensa)y se oponen con todo lo que pueden en la arena que más complica a la gestión PRO y que es más seguida por todos.
Los otros partidos por su parte, como saben que la legislación va a salir independientemente de como voten…prefieren votar en contra. Así por lo menos se pueden ubicar como opositores en el único espacio que tienen para oponerse al PRO.

(admiro mi capacidad de sacar teorias locas sin fundamento)

RicRov dijo...

Hey Princess, gracias por el comentario.
Algo de lo que decís es lo que se me ocurrió en la actualización. Pero no estoy muy convencido sobre lo qué es lo que se mira y qué no. Y los demás bloques acompañaron bastante también. Tal vez, y sólo tal vez, el PRO ceda mucho, o, bueno, no es tan fieron el monstruo como lo pintan...
(Otra teoría loca, obvio).

ferbr1 dijo...

Condicional por potencial... (sí, lo sé: soy tu némesis).

ferbr1 dijo...

¡Ah! y se me olvidó: la RAE dice que eso de acentuar raro los voseos pa' que se note que es eso, un voseo, como que no...

Qué tipo agradable que soy, ¿eh?

Anónimo dijo...

El Kirchnerismo le votó a Macri más del 70% de las leyes que necesitaba para gestionar la Ciudad, entre ellas una mini reforma del estado a través de la creación de Agencias. A ver si nos entendemos: El FpV es el principal colaborador legislativo de Mauricio Macri. Si alguien se toma el trabajo de averiguarlo, va a poder descubrir la inmensa cantidad de pagos laterales que recibieron. De todas formas, los kirchneristas no son los únicos ni los más piratas en la legislatura: miren sino el comportamiento del tándem Cantero-Rabinovitch... ¡Qué dupla!