jueves, 21 de mayo de 2009

Testimonio contra candidaturas

Si uno lee el Clarín de hoy, se va a encontrar con lo que tal vez juzgue como una buena noticia: en la página 4 (abajo a la derecha) se dice “Votan un proyecto para frenar a Patti”. En el cuerpo de la nota, sin mayores precisiones, se informa de una media sanción que prohíbe a funcionarios de las dictaduras a ocupar cargos públicos o candidatearse. No traten de buscarla en la versión on-line porque no la van a encontrar.

Como la interpretación del diario es que la finalidad del proyecto es Patti, las dos columnitas de la noticia están casi íntegramente dedicadas a especular sobre si le sería aplicable o no teniendo en cuenta que es candidato para las próximas elecciones del 28 de junio.

Había muchas cosas para escribir sobre este tema, porque desde que dejaron al ex subcomisario sin banca, en la Cámara de Diputados se discuten varios proyectos como para cerrarle la posibilidad de las candidaturas a los acusados por delitos de lesa humanidad y/o funcionarios del último gobierno militar sin que se vean afectadas las garantías del artículo 18 de la Constitución Nacional. Técnicamente, es bastante complicado.

Pero el diario no dice mucho. No se informa nada de fondo, ni se hace mención a cómo se le dio solución a esta difícil cuestión. La hora de cierre se les habrá venido encima, y el cronista se jugó a que al proyecto se le iba a dar media sanción.

Pero resulta que no, el proyecto no está aprobado. Hubo, sí, un dictamen “positivo” de la Cámara constituida en comisión, que unificaba a varios proyectos. La constitución de la Cámara en comisión es un mecanismo previsto por el reglamento que busca remediar la falta de consideración de un asunto por la comisión respectiva. Para recurrir a tal mecanismo, es necesario contar el voto de los dos tercios de los presentes, es decir un alto grado de consenso.

El tratamiento posterior del proyecto con la Cámara constituida en comisión mostró algunas fisuras en los acuerdos alcanzados, pero ninguna que impidiera el dictamen. Pero el problema vino algo más tarde. Una crónica de lo que pasó ayer puede verse aquí.

Resulta llamativo que los medios on-line sólo se ocupen del juramento de Rivas. Un hecho importante, y que llevará a reformular las clases de Derecho Constitucional cuando se analiza la incapacidad física sobreviniente como causal de remoción de un legislador. Pero tal despliegue parece inversamente proporcional a la cobertura de un hecho relevante como el reseñado, aun cuando el proyecto no haya sido aprobado.

2 comentarios:

Carlos María dijo...

Te quiero hacer una pregunta: ya hemos conversado sobre la denominada "reforma política". ¿Qué es lo que exactamente comprende? Me habías explicado que eran la reforma del código electoral, el financiamiento de los partidos políticos y...no recuerdo. Esto viene a cuenta de las llamadas candidaturas testimoniales que hicieron su efecto, sobre todo en el segundo cordón del conurbano, donde los "barones" arrastraron votos hacia los candidatos oficialistas que de otro modo nunca hubieran obtenido.

RicRov dijo...

Primero que nada, yo no te "expliqué" nada. Conversamos un poco sobre la cuestión. Lo de la reforma política parece ser una etiqueta para incluir montones de temas: partidos políticos, sistema electoral, participación, financiamiento, etc.
Lo de los "barones" arrastrando votos está por verse. En una búsqueda rápida no encontré los resultados provinciales, pero algunas quejas apuntan a los intendentes...